Ituzaingó, Buenos Aires, Argentina

(011) 4458-2022 / (011) 4623-7148 ventas@jennerglobal.com.ar

Limpieza de Sistemas de Refrigeración

boletin_limpieza

La limpieza de sistemas, es uno de los factores más importantes para el buen funcionamiento de los equipos de refrigeración y aire acondicionado. Hacer una buena limpieza es eliminar toda la posible suciedad que se encuentre en nuestro sistema.
Los casos más usuales en que se debe realizar esta tarea pueden ser, cuando el motocompresor se haya quemado, al hacer un cambio de aceite y/o refrigerante, o si se requiere efectuar una limpieza por cualquier otro factor.
El HCFC-141b es un agente de limpieza para sistemas de refrigeración. Al ser un solvente de alta densidad, permite la eliminación de contaminantes, como lodos, aceites degradados o quemados, rebarbas de metales, partículas de carbón o restos de soldadura, entre otros.

Características principales de R141b 

Limpieza_Jenner Global-2

– Baja tensión superficial. Esta propiedad le permite penetrar por las grietas y levantar costras de carbón y enlodadura originadas por quemadura del compresor.

– Inerte. Este material no tienen ninguna reacción con los materiales de construcción de casi todos los sistemas de refrigeración.

– Punto de ebullición de 32°C. Es un solvente de baja presión que permite ser eliminado totalmente del sistema mediante vacío, después de realizar la limpieza.

– Daña de 90 al 95% menos la capa de ozono en comparación con el Freón 11.

 

Procedimiento para realizar una limpieza del sistema Limpieza_Jenner Global-3

  1. Utilizando prácticas normales separar el compresor, filtro deshidratador, condensador y evaporador con sistema de expansión.
  2. La limpieza se realizara a contra flujo, esto quiere decir al sentido contrario de ciclo de refrigeración.
  3. Soldar apéndices en el evaporador y condensador para el proceso de limpieza a contra flujo. Ejemplo:
    • Cuando la limpieza se realiza en el evaporador: Instalar el apéndice de servicio en la línea de succión del evaporador donde se conecta al compresor y extraer el limpiador por el capilar, el cual va a ser más lento por el diámetro de este.
    • Cuando se realiza en el condensador: Instalar el apéndice donde se retiró el filtro deshidratador y extraer el limpiador por la línea de descarga del motocompresor.
  4. Conectar las mangueras de los manómetros de la siguiente manera:
    • La manguera de baja en la lata del R-141b.
    • La manguera de servicio al serpentín que se va a limpiar.
    • La manguera de alta en el tanque de nitrógeno.
  5. Invierta la lata de 141b para inyectar solo líquido al condensador/evaporador y abrir la válvula de manifold de baja para dejar pasar una cantidad de este agente de limpieza.
  6. Cerrar la válvula de baja y abrir el lado de alta para dejar pasar presión del nitrógeno y este a su vez impulse al 141b que se inyectó al condensador/evaporador.
  7. Es necesario instalar un recipiente para depositar el 141b que salga del
    serpentín (condensador/evaporador) del cual se esté haciendo la limpieza.
  8. Se hará este procedimiento cuantas veces sea necesario, hasta que el 141b salga limpio.
  9. Con los serpentines limpios y siguiendo una práctica normal se puede instalar el compresor nuevo, condensador y evaporador e instalar un filtro deshidratador nuevo.

Seguridad

Es esencial que el técnico de servicio tenga un completo entendimiento, sobre aspectos de seguridad en el manejo y almacenamiento de los refrigerantes y/o agentes de limpieza.
Es necesario que en el manejo de cualquier tanque o cilindro, ya sea de refrigerante o de limpieza se utilicen guantes y lentes de seguridad, para así protegerse de cualquier incidente que se pudiese presentar, como por ejemplo quemaduras.
Otro factor que se debe tomar en cuenta es la responsable manipulación de los tubos de nitrógeno. Se debe mantenerlos en lugares seguros, donde no estén expuestos al calentamiento excesivo ni golpes o caídas; con el fin de prevenir accidentes durante el desempeño del trabajo.